sábado, 8 de septiembre de 2012

SANTA RICARDA, Viuda


8 de septiembre

SANTA RICARDA, 
Viuda
(895 d. C.)

   Santa Ricarda, hija de Erchanger, conde de Alsacia, se había casado con el biznieto de Carlomagno, Carlos el Gordo, quien era entonces rey de los francos de Renania y luego se convirtió en emperador de Occidente, rey de Alemania y Francia y protector titular del papado. El nuevo emperador era instruido y devoto pero eso no fue obstáculo para que permitiera a los bárbaros saquear Francia y para que abandonara a Juan VIII que le pedía auxilio desde el palacio de Letrán, donde fue finalmente asesinado. Acabó con el imperio carolingio y murió poco después. Algunos años antes, Ricarda había sido repudiada por su marido, quien la hizo condenar por adulterio. La reina se defendió, y, sometida a la prueba del fuego, Dios demostró con un patente milagro su inocencia. La Reina perdonó a su marido, abdicó su corona y se retiró a la abadía de Andlau, en el bajo Rin, que había fundado poco antes, donde murió santamente en 894. En 1049, el Papa León IX fue a venerar sus reliquias y la elevó a los altares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada