viernes, 7 de septiembre de 2012

SAN JUAN de NICOMEDIA, Mártir


7 de septiembre


SAN JUAN de NICOMEDIA, 
Mártir
  (303 d.C.)

   Cuando el edicto del emperador Dioclesiano se publicó en Nicomedia, un "hombre de alta dignidad secular", convertido al cristianismo, tomó el edicto y públicamente lo hizo pedazos, por lo que en seguida  fue condenado a muerte. Se ignora el nombre de aquel funcionario, pero su memoria se venera en la iglesia de occidente, donde se le ha dado el nombre de Juan. El Martirologio Romano dice que "al ver los crueles decretos contra los cristianos, desplegados y exhibidos en el foro, se sintió inflamado por el celo de su fe y, por eso, los desgarró con sus propias manos. El emperador Dioclesiano, que se hallaba en la ciudad, se enteró del suceso y mandó que se le infligiera al ofensor toda suerte de sufrimientos. Así aquel noble romano padeció las torturas más brutales con valor y dignidad como si no le hicieran mucho daño". El 24 de febrero de 303 fue quemado en vida, según Lactancio. El desconocido al que llama Juan ha sido a veces, identificado con San Jorge, el protector de Inglaterra. Los sirios le llaman Eubtis (Euetios) y lo celebran el 24 de febrero.

   Eusebio, en su Ecclesiastical History (lib. VI cap. 5) y también Lactancio se refieren al acontecimiento de su martirio, a pesar de que no le dan ningún nombre. Los citados pasajes se hayan reproducidos y comentados en el Acta Sanctorum, sept,, vol. III. Ahí le dan el nombre de Juan y su fiesta se señala para este día en el llamado Parvum Romanum. Ver a Quentin, Martyrologes historiqes, p. 439. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada